..............................................

Hoy es lunes, 22 mayo 2017

Síguenos...

facebookk twitter

Misión en Valle del Rosario

TUR31101401IMLa llegada de los españoles al norte del país, define uno de los procesos más importantes en la historia de Chihuahua para la conformación de la sociedad norteña. La construcción de misiones como centros de evangelización y trabajo para los indios de esta zona, dan un valor histórico y cultural a estas obras arquitectónicas que fueron testigos de varias rebeliones por parte de conchos, tobosos, tarahumaras y demás grupos inconformes con los abusos de esta ocupación española.

Con el paso del tiempo, algunos de estos templos se sostienen en medio de los pueblos como centros importantes de referencia, reunión y culto para los lugareños y visitantes; otros quedaron en medio de la nada, casi en ruinas o simplemente ya no existen.

Chihuahua es el estado con el mayor número de Misiones en México y en los Estados Unidos. Actualmente existen alrededor de 168 Misiones Coloniales fundadas del siglo XVI al XVIII por sacerdotes jesuitas y franciscanos.

Los misioneros jesuitas, que se establecieron para evangelizar a los indígenas provenientes de Parral y

Huejotitán, fueron dos jesuitas, José Pascual y Nicolás Zepeda, los que en 1640 fundaron lo que hoy es Valle del Rosario como una misión y dándole el nombre de Santa Cruz de Tarahumares, entre 1710 y 1713 estuvo encargado de la misión el sacerdote jesuita Ignacio Herrera, quien creó una gran fama en toda la región, tanto que la población comenzó a ser llamada Santa Cruz del Padre Herrera, nombre que prevaleció por mucho tiempo y aún hoy es recordado en el escudo de armas de la población y el municipio.

Los jesuitas permanecieron a cargo de la misión hasta el año de 1753 en que fue secularizada y pasó a depender de la autoridad del cercano Valle de Olivos.